free web maker

Historia

La enseñanza teológica de las Asambleas de Dios en Cuba tiene una amplia trayectoria, y es imposible resumirla en pocas palabras. El intento resultará insuficiente, si se trata de rememorar el esfuerzo de cientos de hombres y mujeres comprometidos con Dios en esta labor educativa, desde hace tantos años. Por eso comenzamos alabando a Dios, por todos aquellos nombres que en este documento están en anonimato; sin embargo, a ellos debemos nuestra historia; cuyas páginas gloriosas, narrativa de sus desvelos, han quedado plasmadas en la memoria del Dios Eterno. 

Ya desde el año 1941 se escuchaba al Reverendo Hugo Jeter, Superintendente General, (1941-1952), expresar: “El futuro de todas nuestras iglesias en Latinoamérica descansa sobre los hombros de los ministros nacionales, y su entrenamiento en la Palabra de Dios es de vital importancia”. A lo largo de la historia, las Asambleas de Dios ha realizado un esfuerzo valioso, en lograr el entrenamiento adecuado de sus ministros en la Palabra de Dios.

Después de más de setenta años de historia educacional, el Comité Ejecutivo General de la Iglesia Evangélica Pentecostal Asambleas de Dios en Cuba acordó en la Convención General del año 2015, unificar todos los programas de estudios en una sola institución educativa que responde al nombre de Universidad Teológica Pentecostal de Cuba (UTPC). Por lo que procedió a la unificación de ambas entidades IBP y UTPC en un solo centro educacional, bajo la “Moción No 23 para la Re-estructuración de la Educación Cristiana”, quedando modificado el Artículo XIX de la Constitución General donde dice: “Se establecerán los sistemas de estudio que sean necesarios para la enseñanza de la Palabra de Dios…y por la Universidad Teológica Pentecostal de Cuba (UTPC)” … Desaparece entonces la estructura de SECAD y se modificó el artículo 19 y se declara como escuela oficial de las Asambleas de Dios a la Universidad Teológica Pentecostal de Cuba (UTPC).

Dicha moción quedó aprobada por unanimidad y las estructuras que hasta ahora estaban independientes quedan incluidas en una sola, por lo que, la UTPC se conforma de cuatro facultades que componen los diferentes niveles educacionales como sigue: Facultad de Estudios Bíblicos y Ministeriales, Facultad de Especialización Ministerial, Facultad de Pregrado y Facultad de Post grado e Investigaciones.


Nuestra amada nación no está exenta de los males de la posmodernidad, el desafío de abrazar la missio Dei para el siglo XXI, no es igual al de las generaciones que nos precedieron. Se vive en un mundo donde la ética es efímera y lo más importante es la autosatisfacción personal, donde la verdad no es más que “la adecuación de la mente a la realidad” y las tendencias filosófico-culturales promueven el deterioro progresivo de la moral social, confrontando así el campo de la educación teológica que se pregunta: ¿Cómo lograr una educación teológica que, en alguna medida, revierta los males de la posmodernidad?

Mobirise

La respuesta sólo es viable desde un imperativo: que la educación teológica retome el punto de partida; que sea capaz de acompañar a la iglesia en el cumplimiento de la Gran Comisión; que exprese con claridad el propósito de Jesucristo de edificar a su iglesia e impactar al mundo por medio de la predicación del evangelio, ya que todo su esfuerzo resulta infructuoso si se divorcia de ese fin.  

La premisa fundamental de la educación teológica, como de todo factor que incide en la vida y misión de la iglesia, es el sacerdocio de todos los creyentes. Es otra manera de decir que lo primero que tenemos que ver con absoluta claridad es que todo el pueblo de Dios, no sólo un segmento de él, está llamado a participar en lo que Dios quiere hacer en el mundo. Los dones y ministerios no se restringen a una casta sacerdotal depositaria de una autoridad que la coloque jerárquicamente, por encima de todos los demás miembros del cuerpo de Cristo. En el cuerpo todos los miembros, sin excepción, han recibido dones que los capacitan para su servicio ministerio.

Los programas autóctonos de la UTPC están plenamente reconocidos para el ejercicio eclesial en las Iglesias Evangélicas cubanas, con su correspondiente aceptación en otras latitudes del continente. Los estudios autóctonos de la universidad, o sea los programas de Bachillerato y la Licenciatura de la UTPC, están acreditada con la Agencia Cubana de Estudios Teológicos (ACET) que está bajo la cobertura de la Agencia Acreditadora de Seminarios Teológicos para el Caribe (Caribbean Evangelical Theological Association, CETA), en articulación acreditadora con International Council for Evangelical Theological Education (ICETE), representada ante Naciones Unidas por World Evangelical Alliance. Y esto, sin duda alguna es una gran victoria que Dios ha hecho posible. A Él sea la gloria y el agradecimiento a todo un equipo de trabajo que se esforzó duramente en post de lograr esa meta. La obtención de un título académico, no obliga a ninguna denominación a emitir credenciales ministeriales, aunque sí es un elemento contribuyente. 


GALERÍA HISTÓRICA


DIRECTORES DEL INSTITUTO

William Laerence Perrault

Kenneth Mc Intyre

Floyd Woodworth

Luisa Jeter Walker

Luis Llanes

René Calvo

Armando L. Trujillo

Raquel Rojo Martínez

Osmany Cruz Ferrer

Eduardo González

Ariel Sánchez Castellanos

Dadonim Vila Morales

Mobirise
Dirección

O´Farril 224 e/ Juan Bruno Zayas y José de la Luz y Caballero, La Víbora, 10 de Octubre, La Habana, Cuba.

Contacto

Email: info@utpccuba.org 
Phone: +53 7648 1743                     

Web Master

Lic. Luis Oniel Barbosa
luisonielbarbosa@gmail.com
+53 53963151